Colombia negra en foco

Sobre los afrocolombianos

The Beauty of Cali

The Beauty of Cali

Los afrocolombianos son colombianos de ascendencia africana. Colombia tiene la tercera mayor población negra fuera de África y la segunda más grande en América Latina, después de Brasil. La población negra es oficialmente el 26% de la población total, los expertos lo sitúan entre 36-40% u 11 millones. Los afrodescendientes se pueden encontrar en regiones como Chocó, Buenaventura, Cali, Cartagena, San Andrés y Providencia, y en el resto del país. Lea más: https://sites.google.com/site/afropedia/afro-colombian. Cali, con más de dos millones de ciudadanos, la segunda ciudad más grande de Colombia, es el centro de capital y económico de su departamento, el Valle del Cauca. El PIB de Cali fue de alrededor de 6 mil millones de dólares a fines de la década de 1990, representando el 7% del PIB nacional y representando más de la mitad del PIB del departamento. Los sectores más importantes en 1998 fueron manufactura (15 por ciento del PIB de la ciudad), servicios comunales (22 por ciento), servicios inmobiliarios (15,9), servicios financieros (11), construcción (11) y comercio (9). La población de la ciudad creció rápidamente a lo largo de la década de 1990 y continúa haciéndolo hoy. Administrativamente, el área metropolitana de Cali está dividida en 21 comunas urbanas (donde vive el 94 por ciento de la población) y 4 comunas rurales. La descentralización en Colombia cambia cada vez más la implementación de los programas de los gobiernos municipales a las comunas, pero la política general de gastos e ingresos aún está determinada en gran medida por el gobierno municipal y la legislatura (el Consejo Municipal). Más de dos tercios de los ingresos de Cali provienen de impuestos locales y las transferencias del gobierno central representan el resto. Las transferencias del gobierno nacional son fondos condicionales que solo pueden usarse para fines específicos, como salud, educación o vivienda. Cali y el Valle del Cauca fueron una de las regiones más afectadas por la recesión económica en Colombia en la segunda parte de la década de 1990 y mientras la ciudad estaba en una profunda recesión, las manos del gobierno municipal para contrarrestar la tendencia económica nacional estaban atadas. La ciudad alcanzó sus límites de endeudamiento a principios de 1997 y se enfrentó a la difícil situación de tener que reducir los gastos reales debido tanto a los altos pagos de la deuda como a los menores ingresos fiscales. La posibilidad de iniciar una política fiscal anticíclica expansiva fue, por lo tanto, limitada. La pobreza y la miseria aumentaron fuertemente y, según los Encuestas nacionales de hogares, la pobreza en la ciudad aumentó de 29.8% a 390%, mientras que el porcentaje de la población de la ciudad en la miseria, definida como ni siquiera capaz de comprar una canasta básica de alimentos, se duplicó y aumentó de 5.3. por ciento a 10 por ciento. En 1998, más de 800,000 personas vivían en la pobreza en la ciudad y más de 200,000 en la miseria.

Economic disparity in Cali

Economic disparity in Cali

En este contexto, Cali lanzó un nuevo esfuerzo para formular una estrategia de desarrollo de la ciudad en 1999. El objetivo de los formuladores de políticas era reducir la pobreza en la ciudad y el instrumento que se usaría para responder preguntas clave para la planificación urbana era la Encuesta de Cali, el Servicio Encuesta de Acceso y Percepción en el Municipio de Cali (EPSOC). La encuesta de Cali fue exhaustiva y constaba de nueve módulos diferentes; el módulo de hogar, el módulo de vivienda y condiciones de vida, un módulo de educación, salud, nutrición y cuidado de niños, una sección de transporte, mercado laboral y el módulo de participación ciudadana. La encuesta fue representativa de cinco áreas y estratos socioeconómicos y áreas geográficas. Sin embargo, fue el análisis de las características de bienestar lo que llamó la atención de los responsables políticos y académicos / sociedad civil con respecto a cuatro hallazgos. Primero, el vínculo entre el mercado laboral, la educación y la pobreza, segundo, la incidencia del hambre, tercero, la baja tasa de cobertura de subsidios de salud específicos y, cuarto, los aspectos geográficos de la pobreza en la ciudad.